T E R R A Z A M E D I T E R R Á N E A

Inspiración

"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando" . Pablo Picasso

 

 

 

Arranco este breve (no tan breve) artículo con una frase del maestro, que me parece tan acertada y concreta que no podría resumirlo de una mejor manera.

 

Creo que en todos nosotros habita algo de arte.. sólo que a veces lo vemos materializado en diferentes actividades que no lo dejan ver como tal.

La inspiración no sólo existe en cuadros, libros, pinterest o en las calles de París.. hay pequeñas cosas en la vida que nos inspiran diariamente y nos conectan con algo en nosotros que no podemos explicar, pero nos moviliza. Tan simple como una camisa que se puso una compañera de trabajo, la respuesta a una pregunta, un Doodle de Google, un fragmento de una canción de la historia de instagram de un amigo, una sonrisa, un tema de conversación. Hay que entrenar la mente para detectar cuando algo nos inspira. Darse cuenta cuando encienden esa lamparita interna que nos da ganas de dejar de hacer lo que estamos haciendo para tomar cartas en el asunto y exteriorizar esa luz.

 

El arte tampoco se ve únicamente en cuadros, jarrones, canciones y teatros. Podemos verlo en el andar de una persona, en la redacción de un mail, en una carcajada, en la naturaleza que nos rodea, en la pasión por nuestro trabajo, en cómo decoramos nuestra casa, en las galletitas que le hacemos a nuestros hijos un sábado, en las ganas con las que vamos a la clase de Yoga, en muchas otras cosas, también pequeñas, también cotidianas… Hacer algo con amor y ganas, dejando todo de uno y siendo honesto y transparente, es hacerlo con arte, con nuestro arte.

 

Retomando la célebre proposición, es muy difícil que esa lamparita se encienda siempre que tenemos en frente un teclado, un lápiz o una guitarra en mano… generalmente las ideas brillantes suceden cuando no tenemos más que nuestro anotador mental para poder recordarlas cuando lleguemos al taller o al estudio y casi con la certeza que vas a leer un whatsapp y te vas a olvidar… es como un pajarito que se va volando. Toca esperar otro golpe de suerte.

 

Escribo esto porque sé que si estás leyendo, es porque anduviste recorriendo nuestra página, viendo lo que hacemos. Cada maceta, cada diseño, fue un pajarito posando en las ramas de mi cabeza y que primero fue un garabato en birome sobre un papel que era para tirar.. o una nota en el celular tratando de describir algo que no estaba viendo, me lo estaba imaginando.

 

Tantos otros pajaritos hoy seguramente serían lindas macetas, pero volaron. No era su momento.

 

En conclusión, quiero compartirles mi idea de que en todos arde algo adentro que se enciende fuerte cuando estamos inspirados, hay que alimentar eso. 

No importa si pintas, escribís o cocinas. Si sos corredor o contador, alimentalo igual.

 

Por último, voy a contarles algo más personal, quizás algún lector se sienta identificado.

 

Hay 3 países en la tierra cuyas culturas me parecen tremendamente interesantes: Brasil, España y México. Los dos primeros tuve la suerte conocerlos. Cuando superemos esta crisis del Covid creo que lo primero que voy a hacer es ir a conocer México.

 

Sin embargo, siempre tuve una conexión fuerte con España. A decir verdad, la mayor parte de mis ancestros son italianos y algunos árabes. Sólo una partecita es española, por parte de mi abuela paterna. Sin embargo, desde chica, hubo algo que me atrajo de la música española, de su forma de hablar, de su comida y su cultura, tanto gallega, vasca como andaluza. Es verdaderamente inexplicable, nadie en mi familia influyó para que sucediera eso. No tuve a nadie cercano que plante esa semilla en mi cabeza. Sin embargo, me encontró. 

Cuando esto sucedía, era escuchar música española todo el día, leer libros de escritores/as españoles, películas españolas, series, recitales, shows de flamenco y más y más música. Leer la historia del país, cocinar recetas… bla bla bla. Todo lo que un fan puede hacer.

 

Cuando fuimos…bueno, se imaginarán que estaba como un niño en Disney World. Sería redundante contarles la experiencia.

Lo más importante que me pasó, es que me encontré desde mi interior con todo eso que tanto me gustaba. Escuchaba hablando a la gente en la calle y no podía creerlo. Era para mí como meterme en el celu a un videoclip de una canción de Sabina.

 

Algo parecido me pasó en Italia, pero esta vez, me tomó por sorpresa.

Todo se mezcló. Todo nació como una plantita que venía creciendo lenta y, de repente, se llenó de flores. Todo tuvo sentido. Estar en Italia me hizo sentir en la casa de mi abuela Pupe los domingos, o cuando me reía escuchando como ella habla con sus hermanas en 100% tano, no se entiende nada!!!!! Como cuando llego a la casa de mi papá y me espera cocinando con el delantal puesto. Todo eso vi en Italia.

 

En ambos países vi mi raíces, ambos países me hicieron viajar a Argentina con el corazón. A ver que en nuestra vida vive mucho de toda esa cultura.

 

Todas las flores de mi plantita hoy están en plena primavera todo el año, no hay verano que las seque, ni frío que las haga caer. Hoy son Terraza Mediterránea, que cada día tiene lo mejor que sale de mi alma y del alma de mi amor que siempre está ahí firme y apostando por esto, de nuestra mano, inspiración y sacrificio.

 

Hoy escucho más música española que nunca, con más felicidad porque me ayuda a que esos pajaritos aniden y tengan otros pajaritos que hagan que Terraza sea un sin fin de nuevas ideas y diseños para sus hogares.

 

Gracias por leerme, por ser parte de nuestra historia, de nuestra inspiración y nuestra familia.

 

Gracias por la paciencia, por la participación, por sus consultas, por compartir las fotos de sus casas para que podamos diseñar mejor y a medida.

 

Gracias por regar estas flores llenas de ganas de seguir creciendo

 

Maca








Mi carrito